QUIÉNES SOMOS

El colectivo La Calle Suena está formado por músicos y artistas cuyo interés es promover e impulsar el diálogo, la convivencia y la cultura a través del arte callejero.  La Calle Suena surgió para reflexionar sobre las problemáticas vinculadas a la música callejera encontradas en el Distrito Centro de Madrid.

Como colectivo, hemos colaborado de forma activa –junto a asociaciones de vecinos y la Administración Pública– en la construcción de la normativa que regulaba el ejercicio de la música callejera espontánea en el centro de la ciudad hasta el 5 de enero de 2022, fecha a partir de la cual el ayuntamiento sacó una nueva normativa sin nuestra participación, en la que se prohibe por completo el uso de la amplificación, entre otras medidas que limitan cada vez más el uso de la calle para la música.

La Calle Suena sigue trabajando en la promoción de una música callejera basada en el respeto y convivencia, que promueve la ocupación del espacio público por un arte accesible, heterogéneo y dinámico. Las calles de Madrid suenan, y deben sonar, con acordes que colorean y humanizan nuestra ciudad.

NORMATIVA

La normativa que regula la música callejera en el centro de Madrid ha sido aprovada el 5 de enero de 2022 por imposición del equipo de gobierno de Jose Luis Martínez-Almeida sin la opinión de esta asociación de músicos ni ninguna otra. Se prohibe por completo la amplificación.

Desde La Calle Suena queremos mostrar nuestro desacuerdo, frustración e indignación por la última medida tomada por el Ayuntamiento de Madrid , Junta Municipal Distrito Centro – Ayuntamiento de Madrid , con respecto a la música de calle. Se nos prohíbe utilizar amplificación, medida tomada sin ningún tipo de comunicación previa ni oportunidad de réplica por parte de los músicos y músicas de calle.

La normativa que unilateralmente ha retirado el Ayuntamiento fue consensuada en su día con vecinos, hosteleros, área de Medioambiente, policía y músicos. Desde el principio de las negociaciones con el Consistorio (hace ya ocho largos años) quisimos dejar claro el respeto al descanso de los vecinos y trabajar conjuntamente con hostelería en una relación que pueda beneficiar a ambas partes sin provocar molestias. Precisamente por eso se redactó una normativa en la se limitaba el uso de la amplificación a los 20 vatios.
Durante este tiempo hemos tenido que lidiar con el desconocimiento generalizado por parte de las autoridades de esta normativa, sufriendo abusos continuados y no pudiendo contar con ellos para hacer cumplir las normas, cosa que hemos pedido reiterada e insistentemente sin conseguir que el Ayuntamiento se comprometa a ello, provocando caos y problemas con el vecindario. Se han escudado en las personas que no cumplen la normativa para ir reduciendo cada vez más las zonas de música, provocando aglomeraciones y poniendo en peligro nuestra práctica y a los viandantes.
El equipo de Jose Luis Martínez-Almeida ha sacado una nueva normativa dejándonos fuera de las negociaciones, sin importarles nuestra opinión, que siempre hemos demostrado interesada en el equilibrio con los agentes implicados. Nos han concedido únicamente dos reuniones telemáticas en el último año y jamás se nos comunicó que fuesen a erradicar la amplificación. Hemos intentado comunicar vía telefónica mil veces y ni siquiera nos cogen el teléfono desde hace meses. ¿Y las Asociaciones de Vecinos y de Hosteleros?: jamás han intentado ponerse en contacto para lograr ese equilibrio tan deseado que consideramos podría ser beneficioso para su parte también.
Es vital entender que la amplificación es absolutamente necesaria para la música de calle. Sin ella la mayor parte de instrumentos no suenan y una persona que cante se deja la voz. ¿No se quiere una ciudad moderna llena de arte interesante? A los políticos les encanta presumir de Madrid como un lugar de encuentro y lleno de música en sus calles. Con esta medida no hacen más que retratarse: no quieren arte de calle en la ciudad. Los y las músicas de calle entendemos nuestra actividad como un reducto de espontaneidad y cultura indispensable para la salud de la población y articulación de una sociedad sana, no conflictuada y lo más feliz posible. Una ciudad cultural y llena de vida, cosa que hoy en día nos merecemos más que nunca.
Volvemos al punto cero en el que hacer entender a los oídos sordos de nuestros políticos las necesidades reales de los músicos de calle y nuestro convencimiento en llegar a acuerdos y la resolución de problemas mediante el diálogo, de ninguna forma con una normativa impuesta unilateralmente sin querer ni siquiera descolgar el teléfono a todo un gremio que actualmente y más que nunca, está tocado de muerte por el obvio hecho de que la calle es de los pocos espacios que nos quedan durante una pandemia.
Desde La calle suena seguiremos haciendo todo lo posible para que se promueva una convivencia respetuosa y normalizada entre músicos, vecinos y comerciantes. Para que se logre ese objetivo, y para que la música callejera sea entendida como patrimonio inmaterial de las ciudades, es necesario que todos nos involucremos en el cumplimiento de esas normas básicas de convivencia.

DESCARGAS

Manual de buenas prácticas
Normativa (5 de enero de 2022)

DOCUMENTAL

«LA CALLE TIENE MAGIA»

“La Calle Tiene Magia” es un documental transdiciplinar producido por La Calle Suena y dirigido por Flavio Sousa y Gerardo Yllera.

La película reflexiona en profundidad sobre distintas cuestiones que giran alrededor de la actividad musical callejera. A través del discurso de los músicos, circulamos por inquietudes que versan sobre la legitimidad del espacio público como lugar del arte; los intercambios de emociones y sensaciones entre músicos y públicos; y la conflictividad que genera la música callejera cuando es percibida como ruido. Por otro lado, las imágenes y sonidos de las actuaciones callejeras que componen el documental nos trasladan al universo de belleza y sensibilidad encontrados en esa disciplina.

Link al documental

FESTIVAL

«LA CALLE SUENA EN PRIMAVERA»

“La Calle Suena en Primavera” es un festival de música callejera de Madrid organizado por La Calle Suena y el ayuntamiento de Madrid. Por ahora solo se ha podido realizar una primera edición, que tuvo lugar entre los días 27 de abril y 9 de junio de 2019 en los rincones más emblemáticos de Madrid. Participaron algunos de los grupos y músicos callejeros de la ciudad con fecha, hora y lugares marcados. El festival es abierto, libre e invita a resignificar lugares cotidianos de la ciudad a través de la música callejera.

¡Esperamos que pronto podamos continuar con la siguiente edición del festival!

Link al festival

CONTACTO

Si quieres contactar con nosotros escríbenos un mail aquí: